Al iniciar a enumerar las cualidades de esta clase de decoraciones,  pude destacar que siempre se encuentran colores muy suaves en los artículos mobiliarios y principales mesas del lugar.

Otra cualidad dentro de la decoración vintage es una gran incidencia en los estampados. Principalmente en elementos como las alfombras, las cortinas y almohadones del mobiliario, la mayoría de los muebles posee algo similar a lo anteriormente mencionado, grandes diseños a base del papel estampado es lo más visible en toda la sala.

Dentro del estilo vintage podemos destacar fácilmente algunos elementos que llamen considerablemente la atención o suelan ser vistos durante largas horas o examinado con detenimiento por uno de los visitantes al lugar. No nos preocupa esta situación en absoluto puesto que todos los decoradores desean que los artículos mobiliarios se vean mucho más antiguo de lo que son buscando añadir mayo profundidad al personaje.

Las flores son un elemento que no puede faltar dentro de la decoración vintage. Suelen estar presentes en los ambientes en el que se desenvuelvan los invitados por lo que cada una de las habitaciones necesita tener varias jarras de agua que se reparte entre todos de manera cordial y elegante buscando que todo espacio posea un florero atractivo y lleno de naturalidad.

A todo esto se le adiciona el uso de espejos de forma rectangular u ovalada de tamaño exagerado existentes en un espacio determinado. Este elemento decorativo era esencial en las épocas de antaño por lo que es muy probable que aún se encuentre en casa o en algún rincón atrapado por el polvo y los años.