En la actualidad son muchas las personas que optan por realizar cursos de electricidad ya que este es un sector con un futuro brillante en el ámbito laboral. Es un perfil muy demandado tanto por empresas como por particulares, de modo que los electricistas pueden desempeñar su labor como trabajadores por cuenta ajena o como autónomos.

Pues bien, hay una serie de consejos para ser un buen electricista que resulta interesante conocer. Por supuesto, contar con el Carnet de Instalador Electricista es fundamental. Hay que tener en cuenta que este es un trabajo que implica un cierto riesgo ya que supone estar en contacto directo con la corriente eléctrica. No obstante, si se tienen en consideración una serie de aspectos básicos no tiene por qué haber ningún problema.

Los mejores consejos para ser un buen electricista

Formación y experiencia

Los electricistas adquieren su formación en las instituciones adecuadas para ello. El título superior es el de Ingeniero Electricista, el cual otorga la capacidad para el diseño de máquinas y otras instalaciones complejas. Además, un buen electricista debe realizar cursos de capacitación para llevar a cabo trabajos en altura, como en torres de alta tensión.

Por supuesto, se necesita tiempo y práctica diaria para llegar a ser un gran electricista.

Seguridad

En lo relativo a la seguridad, hay dos principios básicos. Por un lado, a la hora de llevar a cabo cualquier tarea es condición indispensable estar completamente seco. Si el suelo está húmedo o el electricista ha estado recientemente en contacto con el agua, aumenta de forma notable el riesgo de descarga eléctrica.

Y, por otro lado, es obligatorio desconectar la instalación eléctrica; lo que se conoce popularmente como bajar los plomos. Para tareas sencillas, como por ejemplo cambiar una bombilla no es necesario, pero aún así conviene hacerlo para evitar posibles cortocircuitos.

Cajas estancas

Para llevar a cabo trabajos de electricidad en el exterior, es importante utilizar cajas estancas para dividir los cables. Son cajas que evitan cualquier tipo de daño que puedan sufrir los cables por encontrarse a la intemperie, como el cortocircuito a causa del agua en días de lluvia. Además, si se introduce un cable desde el exterior hacia el interior, el electricista debe realizar un bucle para evitar que el agua siga el recorrido del cable en cuestión y entre por la pared.

Pensamiento divergente y organización

Una de las cualidades más valoradas de un electricista es el pensamiento divergente. ¿Qué quiere decir? Que es capaz de encontrar diversas soluciones para un mismo problema, a través de la innovación y la creatividad.

Un buen profesional también debe ser muy organizado, trabajando con un método que le permita resolver cualquier tipo de problema de manera sistemática y flexible.

Capacidad de planificación

Y, por último, la capacidad de planificación es fundamental en este perfil profesional. El electricista debe proyectar todas sus tareas, encaminadas hacia un determinado objetivo.

Estos son los mejores consejos para ser un buen electricista. Un decálogo que conviene tener en cuenta por parte de estos profesionales.